Durante el periodo de cuarentena, es normal que aparezcan las emociones de frustración, decepción, ira e irritación. Lo más probable es que nunca habías pasado tanto tiempo juntos con tu pareja. Tal vez lo habías soñado, pero cuando se convirtió en la realidad no resultó ser nada parecido a tus imaginaciones.

Por eso es importante que conozcas estas 5 claves para no arruinar tu relación en la cuarentena

Primero quiero darte las 5 consideraciones que te harán comprender mejor las claves que te voy a recomendar y para que las mismas funcionen mucho más efectivas.

  1. En la crisis TODO se agudiza. Cualquier comportamiento, habito, forma de ser que antes no te producía ningún efecto y lo ignorabas, ahora te fastidia, te irrita y te parece insoportable. Ninguna relación es perfecta, como no existe una persona perfecta.
  2. En una situación estresante las personas sacan su peor sombra. Esto no necesariamente significa que la persona no sirve o la relación ha fracasado. Esto sólo muestra la incapacidad de las personas de tolerar la frustración por falta de crecimiento y desarrollo personal.
  3. Este NO es el momento para tomar las decisiones trascendentes. Aun te parece que tienes todos los argumentos para tomar tu decisión para terminar la relación, debes esperar a que la cuarentena se concluye. Es mejor mantener tu decisión en el Stand By hasta los 30 días después de que se levante la cuarentena.
  4. Practica la PRUDENCIA. Si la relación ya estaba dañada por un acontecimiento destructivo (infidelidad o traición) no puedes tomar acción ahora. En medio de la cuarentena debes mostrar tu sabiduría y prudencia para no generar conflictos que no tendrían una solución inmediata. Ten paciencia y prepara tu plan de acción basado en el razonamiento y no en la emoción. Enfócate en el AQUÍ Y AHORA, concéntrate en las tareas inmediatas. Utiliza el tiempo de la cuarentena para planificar tu plan de acción.
  5. Momento de Reflexión y planificación del futuro. Si la relación estaba fría y desgastada antes de la cuarentena, este es el momento de la reflexión. ¿Qué quiero vivir y qué quiero SENTIR en la relación? ¿Lo tengo ahora? ¿Qué falta? ¿Cómo visualizo yo el futuro de esta relación? ¿Cómo quiero yo que fuera esta relación a los 5 años, a los 10, 15 y 20 años a partir de ahora? ¿PARA QUÉ ESTAMOS JUNTOS?

Hazte estas preguntas a tu pareja, invítalo a reflexionar y comunicar sus ideas en un ambiente de confianza, sin miedo a ser juzgado o criticado.

Sólo en una conversación de confianza podrás escuchar sus verdaderas intenciones y prepárate a escuchar cosas que tal vez no te vayan a gustar. Pero sólo así sabrás en que situación real se encuentra la relación, qué puedes mejorar.

 

Después de estas reflexiones, aquí te van las 5 Claves para convertir la convivencia en una experiencia productiva y positiva.

 

Clave 1 La rutina es la salvación

Establece horarios de las actividades durante el día. Estas actividades deben incluir la secuencia de eventos que ocurren todos los días. Por ejemplo: Al despertar hacemos oración o meditación, ejercicio, desayuno, tareas domesticas o tiempo productivo, almuerzo, descanso, segunda tanda productiva o diversión, la cena, película en familia, las buenas noches. Asignar un tiempo limitado y una hora determinada para ver las noticias una vez al día (no más que esto).

Las rutinas producen la sensación de estabilidad y control en la situación, proveen la seguridad y un enfoque hacía el futuro.

 

Clave 2 Manejo de Espacios

Es recomendable separar los espacios donde cada miembro de la pareja o de la familia, pueda estar a solas, aunque sea por algunas horas durante el día. La privacidad es importante y se debe respetar. También es bueno mantener espacios donde estamos todos juntos y compartimos actividades.

 

Clave 3: Manejo democrático de las tareas domésticas

Cada miembro de la familia y de la pareja debe elegir las tareas domésticas que desee cumplir y ser responsable con las mismas. No es recomendable que uno solo cumpla con todo, esto conduce al agotamiento y frustración que enciende los conflictos. El dato que le puede ayudar a motivar al hombre a participar en las tareas es el siguiente. Durante las investigaciones sobre la satisfacción sexual en las parejas se ha determinado que los hombres que ayudan a sus mujeres en las tareas domesticas reportan su frecuencia de relaciones sexuales un 20% más alta con relación al promedio.
También una buena práctica es dentro de las posibilidades turnarse en las tareas: Hoy limpio yo, y tu estas con los niños, mañana nos cambiamos.

Es importante sentirnos como miembros de un equipo, donde todos colaboramos para el objetivo común.

Clave 4: Organizar actividades que podemos hacer juntos

Es importante experimentar la cercanía de la pareja y de la familia. Podemos hacer muchas cosas juntos: hacer juegos de mesa, ejercicios juntos, orar o meditar juntos, cocinar juntos, ver película o series juntos. Utiliza la creatividad para organizar una actividad distinta para cada día.

 

Clave 5: Sexo Obligatorio

La actividad sexual es lo que diferencia la pareja de cualquier otra relación. En el espacio de la intimidad descargamos y recargamos nuestra energía. La sexualidad debe ser un espacio de conexión profunda, de diversión y de realización creativa. Planifica y dedicarle tiempo a la sexualidad como una actividad obligatoria, aunque no se sientan muchas ganas. No veas el objetivo de la sexualidad sólo en la penetración y el orgasmo, esta visión es muy limitada. El objetivo es la experiencia intima de comunicación e intercambio energético de caricias, ternura, besos, abrazos, masajes, etc. Puedes planear estos encuentros con preparativos previos de tu cuerpo, del ambiente, de la música, la vela aromática, una comida especial, un juego a jugar (por ejemplo, hacer roles diferentes). Puedes dedicar este tiempo a aprender las diferentes técnicas para el intercambio de las experiencias, vivirlas con la creatividad y gozo.

El espacio de la sexualidad creativa dará la energía más que suficiente para sobrellevar la cuarentena y recuperar cualquier pérdida que ésta haya ocasionado.

 

Conclusión

Aunque esta experiencia de la cuarentena nos vino de sorpresa, nadie esperaba que el mundo estuviese paralizado prácticamente por completo, aun estamos a tiempo de vivir esta experiencia como un Proyecto. Establecer las metas que podemos lograr en este proceso, fortalecernos como individuos y como pareja y definitivamente aprovechar este tiempo para aprender, para mejorar nuestras capacidades, para crecer venciendo las dificultades, para fortalecer nuestra relación.

Van a pasar muchos años, pero no olvidaremos nunca esta experiencia de la cuarentena y ahora está en tus manos que los recuerdos en el futuro sean muy agradables.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies